El debate por más o menos Estado

El debate por más o menos Estado

Daniel Catalano, secretario general de ATE de la Ciudad de Buenos Aires, habló sobre cómo el modelo de Estado está vinculado al proyecto de país. En un contexto marcado por distintos conflictos en el plano laboral, el dirigente también analizó la situación de los trabajadores y los problemas que acarrea la inestabilidad en el empleo, más allá de los despidos.

 

¿Cómo es la situación actual de los trabajadores del sector?

La realidad de los estatales hoy es compleja, porque cuando se habla de modernizar el Estado y de generar ámbitos más dinámicos de trabajo, lo que siempre trae atrás es la reducción de personal. Es decir, desde esta perspectiva, no se piensa en cómo mejorar la calidad del estatal, sino en cómo hacer que haya menos empleados.

Hoy existe mucha inestabilidad emocional, porque quienes no están en planta viven con el pánico de no saber en qué momento puede haber una medida que los deje indefensos frente a la continuidad laboral.

Por otro lado, hay un descontento muy grande por la falta de tareas, porque algo que hizo este Gobierno fue haber reducido en áreas estratégicas la forma de intervención, y eso genera un nivel de crisis terrible en la tarea cotidiana.

 

¿Qué modelo de Estado existe en la Argentina y cómo opera el mito de que hay demasiados trabajadores?

El modelo de Estado todavía no se puede terminar de resolver, aunque sabemos que no es nacional y popular, que las intervenciones que hacen no son justamente para generar políticas universales. Lo que vemos es cómo se pone al Estado al servicio de los grupos económicos, y eso es parte de lo que venimos denunciando desde hace un año y que lamentablemente lo vamos a tener que seguir haciendo, ya que el Estado debería pensarse en base a la planificación de país que se hace. Y hoy no se puede terminar de entender qué es lo que quiere el Gobierno, porque al despedir docentes, al cerrar programas de atención directa, al atacar directamente la formación, nos pone en un lugar muy complejo como para evaluar qué país quiere desarrollar.

Si tengo que hacer un análisis a priori es un Estado con un volumen represivo muy alto, porque vemos que lo que ha aumentado presupuestariamente son los organismos de Seguridad. Vemos con mucha preocupación el lanzamiento de la Policía a la calle, que se cierran escuelas y se piensa en bajar la edad de imputabilidad. Es un Estado que está pensando de qué manera reprimir y no de qué forma incluir.

 

¿Qué es el Estado para los trabajadores?

Los estatales pensamos en políticas universales. La salud y la educación como banderas históricas de lo que es un país que incluye, en el que no son un gasto sino un derecho.

En ese mismo tono teníamos programas que eran muy alentadores, como el Progresar, en el que el Estado te brindaba un recurso económico para que puedas terminar los estudios; o el Conectar Igualdad, en el que Estado te daba una computadora, que igualaba a los niños de todo el país en tener una herramienta de transformación y de formación tecnológica, y que hoy ya no la tienen.

A los empleados públicos nos enamora y nos atrapa cuando se puede trabajar sobre la identidad y sobre los recursos que son para todos, no cuando el Estado te va abandonando y se corre.

 

COMMENTS